Mead ha afirmado hoy que no piensan comprar Sprint a pesar de que se arriesgan a perder su posición de liderazgo tras la compra de T-Mobile por parte de AT&T.


Según la información de la CNBC, el consejero delegado de Verizon Wireless ha afirmado que no se opondrán a los planes de AT&T de hacerse con T-Mobile USA por 39 millones dólares.

“No queremos distraernos de nuestro objetivo. Queremos ser el operador de wireless más rentable de EEUU” ha afirmado Daniel Mead. El directivo también ha dicho que “los reguladores estadounidenses aprobarán el acuerdo entre AT&T y T-Mobile si las empresas han acordado ya las condiciones”. Verizon Wireless es una joint venture propiedad de Verizon Communications y Vodafone.

Verizon Communications crece un 1,45%, mientras que Vodafone baja un 0,07% en la bolsa de Nueva York. Por otra parte, Sprint alcanza los 4,5350 dólares por acción con un alza del 3,95%