La cifra de negocio de la compañía suiza de alimentación Nestlé alcanzó en los tres primeros meses del año 26.278 millones de francos suizos (18.342 millones de euros), lo que supone un incremento del 4,4% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que la facturación orgánica del grupo, que excluye el impacto de las divisas y de las adquisiciones o desinversiones, registró un alza del 6,5%.
La multinacional helvética precisó que las ventas de su división de bebidas y alimentación crecieron un 4,2%, mientras que la facturación de la unidad farmacéutica aumentó un 7%. Asimismo, la empresa destacó el incremento del 10% de su facturación en Asia Pacífico, mientras que en Europa y América las ventas crecieron casi un 2%.