A nivel técnico resulta positivo ver el proceso de suelo del valor tras las caídas de mediados del año pasado.

En dicha gestación el volumen se concentra entre 8 y 9 euros, intuyendo un proceso importante de acumulación.

Desde 2018 el valor acumula un mejor comportamiento relativo respecto al mercado, y los volúmenes crecen en las últimas sesiones de subida.

Será clave dejar atrás la resistencia en 9,9 euros, que le despeja el camino hacia niveles cercanos a 11 euros.

Nótese que en las últimas semanas ha configurado una zona de soporte intermedia entre 9,05 y 9,25 euros.

Recomendación: COMPRAR/MANTENER