El banco estadounidense Morgan Stanley espera empezar a devolver los fondos públicos recibidos a través del Plan de Alivio de Activos Problemáticos (TARP) a partir de mañana, según indicaron fuentes conocedoras de la situación.
La semana pasada, Morgan Stanley anunció que se encontraba entre las diez entidades autorizadas por el Gobierno a devolver las ayudas, que en el caso de la entidad de Wall Street alcanzaban los 10.000 millones de dólares (7.200 millones de euros).

Los resultados de las pruebas de estrés a las que las autoridades de EEUU sometieron a los 19 principales bancos del país señalaron que Morgan Stanley necesitaba recapitalizarse con 1.800 millones de dólares (1.300 millones de euros).