La agencia de calificación pone en tela de juicio la solvencia de todos los países de la Unión Europea, incluídos Alemania y Francia, debido a los problemas que existen respecto a su deuda soberana y para los que la última reunión a 27 de la pasada semana no ha contribuido, según Moody´s, a solventar.

Moody's ha señalado hoy que aún espera revisar sus ratings al crédito soberano de la Unión Europea en el primer trimestre de 2012, agregando que un pacto alcanzado por los líderes europeos brinda pocas medidas nuevas para resolver la crisis de deuda en la región.

"La ausencia de medidas para estabilizar a los mercados a corto plazo significa que la zona euro, y la Unión Europea en general, siguen sometidos a nuevos choques y la cohesión de la zona euro permanece bajo una amenaza persistente", ha indicado la agencia en un comunicado. "Por lo tanto, Moody's mantiene su intención de revisar las notas soberanas de los países de la zona euro y de los países de la Unión Europea durante el primer trimestre de 2012".

A finales de noviembre, Moody's había indicado que la rápida agravación de la crisis de la deuda en la zona euro amenazaba a las notas de solvencia de todos los países europeos, en un "comentario especial" sobre los países europeos.

Para esta agencia, ningún país de la zona euro, ni Francia ni los considerados más sólidos, como Holanda, Austria, Finlandia y Alemania, está a salvo de una degradación de su nota.