La semana que viene comienza la temporada de resultados de la banca española y a Mirabaud Securites le parece que tras la caída experimentada recientemente el sector presenta un mejor aspecto. Dentro de todos los bancos españoles, el autor del informe, Gonzalo López Eguiguren, apuesta por Santander y Liberbank

Gonzalo López Eguiguren, analista de Mirabaud Securities en España señala que “a estos niveles, la banca doméstica no representa motivos para mantener nuestra visión negativa. El optimismo que existía en las perspectivas de tipos de interés y volúmenes, de alguna forma, se ha ido apaciguando en los últimos meses y esto ha dado paso a una corrección en bolsa que hace que los precios ya no descuenten este escenario. Esto hace que las valoraciones actuales empiecen a ser mucho más razonables y, ante la ausencia de fundamentales negativos propios del sector, creemos que no existen motivos para mantener la visión negativa”

Eguiguren considera que en estos momentos la ecuación riesgo-beneficio es más razonable que hace dos meses. “Además, si bien no sabemos cuándo, de lo que no cabe duda es de que el escenario de subida de tipos está más cercano en el tiempo”, indican estos gestores.

En su opinión este año podríamos ver una mejora de la rentabilidad de los bancos que podría venir de dos frentes. Por un lado, el sistema en España se va acercando a un ratio oficinas por habitante más cercano a niveles europeos. España, actualmente, mantiene un ratio de 61,9 oficinas bancarias por cada 100.000 habitantes, muy por encima del 23,9 de la media de los países de la Unión Europea o del 13,5 de Alemania. Eso incluso después de haber cerrado un 35% de las oficinas que existían antes de la crisis. “Si bien es cierto que el tamaño medio de las oficinas en España es algo menor frente al modelo europeo y, por tanto, son más baratas de mantener”. Con todo, el autor del informe piensa que los avances digitales y la nueva cultura bancaria existente en países del norte de Europa nos hacen pensar que el ajuste iniciado después de la crisis debe continuar. 

Además, constata que los bancos españoles siguen buscando un modelo que permita la generación de comisiones y el aumento de la comercialización de productos fuera de balance.

En este entorno, el analista apuesta por Banco Santander y Liberbank.

El banco que preside Ana Patricia Botín es, de hecho, una de sus apuestas para 2018. “Seguimos viendo a Santander como la mejor opción dentro del sector bancario español, pues creemos que, además del reflation trade que se puede jugar de forma selectiva en el sector, Santander tiene otros aspectos positivos, como la buena marcha de la macro, del sector financiero y de Santander en Brasil; la adquisición del Popular, que pensamos podría generar un gran valor en el grupo (mayor del que se prevé a día de hoy por el consenso); y las mejoras de Estados Unidos, que permitirán que esta geografía deje de ser un problema, y de Reino Unido, la geografía que peores perspectivas presentaba y que empieza a mostrar algunos síntomas alentadores”, explican. La recomendación para el valor es de compra con un precio objetivo de 6,4 euros por acción.

También apuesta Eguiguren por comprar Liberbank. De la firma destaca que cotiza con un fuerte descuento con respecto al sector.  El experto de Mirabaud Securities lo explica “probablemente dado el elevado ratio de morisidad que todavía mantiene y la menor rentabilidad relativa en comparación con el resto del sector. Sin embargo, creemos que cualquier preocupación que podía existir sobre la posición de calidad de activos de Liberbank fue mitigada con la ampliación de capital llevada a cabo el año pasado y por el delivery de desinversión de activos improductivos que está realizando”. Al valor le da un precio objetivo de 0,55 euros por acción.

También apuesta el autor de este informe sobre la banca española por comprar Caixabank y Banco Sabadell.

De Sabadell explica que “los avances en calidad de activos y capital llevados a cabo el último año impulsan nuestro cambio de recomendación. En términos generales, compartimos las dudas con las que el mercado ha recibido los objetivos del Plan Estratégico del Sabadell, principalmente en lo que a ingresos se refiere, tanto por la parte del margen de intereses como de las comisiones. La acción cotiza con un descuento frente a comparables y creemos que la posición de la entidad tras 2017 se ha reforzado significativamente, después del acelerón que ha dado a la reducción de sus activos problemáticos y en sus ratios de capital, uno de los más sólidos dentro de la banca Española”. En el informe sitúa el precio objetivo en 2 euros por acción.

Para CaixaBank también tiene el analista una recomendación de compra ya que considera que “probablemente es la franquicia que mejor banca realiza en España, complementada además con un negocio asegurador único y que le reporta importantes retornos al Grupo”. Además consideran que “una vez pasadas las dudas de la crisis en Cataluña, creemos que el equipo directivo se centrará en solucionar las preocupaciones que el mercado puede tener sobre la asignación de capital en sus participaciones y en la reducción de activos improductivos”.

Señala Eguiguren que “teniendo en cuenta la corrección en bolsa, creemos que es uno de los mejores momentos de entrada en el valor, tanto para jugar un hipotético escenario de subida de tipos (ya que sería una de las entidades más beneficiadas por este hecho) o por las perspectivas de crecimiento de ingresos que representa Caixabank los próximos años”. En la firma le dan un precio objetivo de 4,6 euros por acción.

Bancos