Finalmente no pudo con los 7.500 puntos. A pesar de que todas las dudas recaían sobre la capacidad del Ibex 35 para mantener el nivel – acompañado de una prima de riesgo que escaló hasta los 429 puntos básicos – finalmente cerró la sesión por debajo de ese nivel. Concretamente una penalización del 2.9% que le llevó a los 7.433 enteros. ¿Próximo objetivo? Los expertos no descartan visitar los mínimos de marzo de 2009. El sector financiero consolidó las ventas, al contabilizar números rojos de más del 3%, con un mercado de divisas que presentó al euro en los 1.31 dólares.
De nuevo dos protagonistas: prima de riesgo y caídas en las bolsas. Dos variables que se correlacionan inversamente y que, hoy especialmente, han mostrado su lado más amargo. De un lado, la prima de riesgo – diferencial entre el bono español y alemán a diez años- ha escalado al ritmo del 6%, hasta los 429 puntos básicos. Lo que contribuyó a profundizar más en los números rojos del Ibex35. Una penalización del 2.4% que le arrastró hasta los 7.433 enteros. Los expertos reconocen que el próximo nivel a vigilar serán los 6800-6700 puntos, mínimos de marzo de 2009. Javier Barrio, de BPI reconoce que “cuanto más caemos más cerca estamos del final pero hablar de referencias técnicas cuando la situación está tan complicada, carece de validez en estos momentos”.

Pero ¿qué ha motivado la depreciación del mercado español? La incertidumbre y las dudas acerca de la posibilidad de crecer después de los recortes adicionales de 10.000 millones de euros anunciados por el gobierno para lograr los objetivos de déficit. Sin embargo, Italia también ha visto disparada su prima de riesgo. “Lo que hace pensar en que las autoridades europeas podría tomar cartas en el asunto y tomar alguna medida que pueda relajar la tensión que estamos viendo”, reconoce Barrio.

Bancos, en números rojos pero sin ser los que más sufrieron

El sector financiero fue de los más penalizados de la sesión. Caixabank retrocedió un 4.5% y despidió la jornada en los 4.59 euros. Bankinter perdió más del 4%, hasta los 3.35 euros, en tanto que Santander perdió un 3.8%  y marcó en los 5.20 euros su último precio. BBVA recortó un 3.6%, hasta los 5.40 euros, en tanto que Banco Popular y Sabadell descontaron un 3.4% de su precio, que mañana comenzarán a cotizar en los 2.50 euros y los 1.88 euros, respectivamente.

Sin embargo, no fueron los bancos los más penalizados de la sesión. OHL descontó un 7.1% de su cotización, en los 19.72 euros, mientras que ArcelorMittal recortó en un 6.2% el precio de su cotización, hasta los 12.90 euros. Indra y Acerinox se vieron penalizadas con más del 5% de caída, hasta los 8.29 euros y los 8.73 euros, respectivamente.

Ni los pesos pesados consiguieron atenuar los números rojos del índice. Telefónica cedió un 2.9% - hasta los 11.55 euros - Repsol sufrió una pérdida del 0.9% en su cotización en tanto que Iberdrola sufrió una caída del 2.8%, con lo que mañana dará el pistoletazo de salida desde los 3.88 euros.

Entre los valores que menos "sufrieron" de la sesión, Enagás perdió un 0.3% y marcó ens los 13.77 euros su último precio. Ferrovial y Mediaset se vieron penalizados con más de medio punto porcentual de caída, hasta los 8.39 euros y los 4.05 euros.