El ministro de Industria, Turismo y Comercio español, Miguel Sebastián, ha defendido la solvencia de las empresas españolas hoy en Nueva York.

Consideró la comparación que se pueda hacer de España con el país luso de “muy injusta”. En una reunión con inversores y directivos estadounidenses reconoció que “el pecado original de Europa fue considerar a Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España como un club”.

El Gobierno de España sigue en alerta el debate en el Parlamento del país vecino sobre el plan de austeridad que fue presentado por el Ejecutivo portugués, y considera que sería un acto de responsabilidad por parte de los partidos políticos que fuera aprobado el plan, ya que en opinión del Ejecutivo español, estas medidas son importantes para el conjunto de la Unión Europea.