La canciller alemana Angela Merkel puso el martes la lucha contra la especulación financiera entre sus prioridades, diciendo que se necesita una acción rápida contra las coberturas ante el impago de la deuda --los CDS-- y que un primer paso de la Unión Europea ayudaría.
En una declaración tras la reunión con el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, Merkel también expresó su apoyo a estudiar la idea de crear un Fondo Monetario Europeo para ayudar a países de la eurozona con problemas financieros, pero dijo que sería una idea para el futuro y no una solución para los problemas fiscales de Grecia. 

Los comentarios llegan en un momento en que Grecia, con un déficit público disparado, sufre una enorme presión especulativa, con un alto coste de asegurar su deuda y con unos precios de los bonos obteniendo grandes pérdidas.

Los CDS son derivados no cotizados en bolsa, negociados directamente de tú a tú, que funcionan como un seguro ante el posible impago de una deuda. Si un prestatario entra en quiebra, se le paga una compensación al prestamista. Los compradores de CDS pueden estar protegiendo inversiones que les pertenecen o simplemente pueden estar apostando a la baja contra compañías o países.