La confianza de los analistas financieros y los inversores institucionales alemanes mejoró en septiembre debido a la relajación del precio del crudo y a la caída del euro, lo que ejerce cierto contrapeso sobre el varapalo sufrido por las bolsas internacionales el lunes, según una encuesta del instituto de análisis germano ZEW publicada el martes. El índice de expectativas económicas del organismo subió en septiembre a -41,1 puntos frente a -55,5 puntos en agosto, por encima de las previsiones de los economistas de -54,0 puntos, pero por debajo de la media histórica de 28,0 puntos. El índice tocó un mínimo récord de -63,9 puntos en julio.
Los 315 participantes en la encuesta también consideraron que las condiciones económicas actuales son más favorables. El indicador creció 8,2 puntos a un nivel de -1,0 puntos en septiembre. No obstante, los resultados de la consulta no reflejan del todo el traspiés de los mercados financieros del lunes, dado que la mayoría de los encuestados enviaron sus respuestas antes del domingo. Perspectivas para la Zona Euro Las perspectivas económicas para la zona euro también mejoraron en septiembre, con una subida de 14,8 puntos que sitúa el indicador en -40,9 puntos. El indicador para la actual situación económica en la eurozona mejoró del mismo modo 12,2 puntos y ahora se sitúa en -10 puntos. Un análisis separado de 31 preguntas realizada tras la bancarrota de Lehman Brothers muestra que las expectativas económicas para Alemania no se han deteriorado por esta situación. Las expectativas de reservas de mercado, aun así, se corrigieron a la baja significativamente.