El presidente de Mediaset, Fedele Confalonieri, no descartó hoy un posible interés del coloso de las comunicaciones fundado por Silvio Berlusconi en las cadenas de televisión pertenecientes al grupo Prisa, tal y como había anticipado la prensa italiana.