El primer ministro italiano, Mario Monti, ha instado a Angela Merkel a actuar para que los países periféricos puedan ver reducidos sus costes de financiación. Medidas que pasarían además por la aceptación de los eurobonos por parte de la canciller alemana.
El primer ministro italiano, Mario Monti, ha instado a Angela Merkel a actuar para que países como Italia y otros periféricos puedan ver reducidos sus costes de financiación.

El mandatario en una entrevista publicada al diario británico Financial Times, Monti asegura que insistirá para que Berlín se dé cuenta de que esta medida beneficiaría a Alemania, que debería destinar parte de su peso fiscal a contribuir a rebajar los intereses de la deuda de los países de la euro zona. "La moneda única ha reportado enormes beneficios y quizá a Alemania muchos más que al resto", afirma.

En la entrevista al rotativo británico, el líder italiano advirtió además de que habrá una "reacción violenta" entre los votantes si no se toman medidas en este sentido. En su opinión, los esfuerzos que el país está realizando en forma de recortes y ajustes fiscales deben traducirse en alguna mejora, ya que se están poniendo en práctica "por el bien de las generaciones futuras de Italia" y no a instancia de Berlín. Y según explica, en un país como Italia ahora "esto sólo puede darse en los intereses", indicó.

Monti está convencido de que hay razones para hacer que Alemania acepte la creación de eurobonos, que constituyen un dispositivo más apropiado en caso de tener que actuar en la crisis. Esta fórmula, la de los eurobonos, ha sido constantemente rechazada por Merkel y su gobierno, que ne niegan a poner en común la deuda de los distintos países de la zona euro. Sin embargo, ya ha cedido en otra de sus tradicionales negativas, la de aumentar los recursos del mecanismo de rescate europeo. El pasado miércoles, la canciller manifestó que podría estar dispuesta a ofrecer más dinero al Mecanismo de Estabilidad Europeo, el fondo de rescate permanente de la zona euro, cuando se lance.