Mapfre ha lanzado un nuevo fondo de inversión garantizado cuya rentabilidad está vinculada a la evolución de cuatro índices bursátiles europeos, pertenecientes a los sectores financiero, energético y de telecomunicaciones.