Mapfre ha logrado un beneficio neto de 335,6 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un incremento del 11,7 por ciento frente al resultado obtenido en el mismo periodo del año anterior. En el primer semestre del año, Mapfre Automóviles ha contabilizado un beneficio neto por realización de inversiones inmobiliarias de 3,9 millones, frente a 35 millones en el primer semestre de 2006. Si se excluyen estos beneficios de realizaciones, el beneficio neto del grupo ha crecido un 24,9 por ciento.
Los ingresos totales por operaciones han ascendido a 7.678 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,7 por ciento respecto al mismo periodo de 2006.