El Plan Moto-E, consistente en ayudas para la adquisición de motocicletas y ciclomotores por un importe máximo de 750 euros, entrará mañana en vigor, tras la publicación hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del Real Decreto por el que se articula esta iniciativa. El Plan Moto-E, dotado con un presupuesto de nueve millones de euros, está dividido en tres tramos y condicionado a que los fabricantes e importadores realicen su propia aportación. Además, se establece un límite en el precio de 9.500 euros y será necesario achatarrar una motocicleta o ciclomotor, con determinados requisitos de antigüedad.