Los precios del arroz volvieron a registrar fuertes incrementos en el mercado internacional el mes pasado, según el último informe del Consejo Internacional de Cereales, difundido en Londres. El arroz tailandés se encareció en un 40% hasta alcanzar un precio de 960 dólares la tonelada. La carestía de ese cereal representa una carga económica adicional para los países, muchos de ellos pobres, que dependen de esa cosecha. La producción y el consumo global de arroz están bastante equilibrados este año, pero las reservas de cosechas anteriores son relativamente bajas, según este estudio.