Las ventas de viviendas usadas cayeron más de lo esperado el mes pasado y el precio medio de las casas se redujo por noveno mes consecutivo, informó hoy la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.
La organización añadió que estas ventas cayeron un 2,6% el mes pasado, el ritmo más lento desde junio del 2003. El precio medio de las casas usadas se redujo en abril un 0,8% frente al mismo período del año anterior, según las cifras oficiales. Según el grupo inmobiliario, las ventas fueron débiles en todo el país, sobre todo en la región del noreste. Además se registró un fuerte aumento del número de casas sin vender en el mercado, que rondan ahora 4,2 millones. Según la asociación, al ritmo actual llevaría 8,4 meses agotar las actuales existencias. Los observadores temen que el volumen de casas sin vender deprima más los precios en los meses venideros. Por el contrario, las ventas de casas nuevas registraron en abril la mayor subida de los últimos 14 años y los precios una caída récord del 11% frente al mes anterior, informó hoy el Departamento de Comercio. Los observadores señalan que la contracción de los precios podría reflejar la inquietud de los constructores, ansiosos por deshacerse del excedente de propiedades en el mercado. El Departamento de Comercio informó hoy que el precio medio de las viviendas nuevas registró una caída récord del 11,1% frente al mes de marzo. El precio está además un 10,9% por debajo del nivel de hace un año, la mayor contracción interanual desde 1970.