Las principales plazas bursátiles giran sus cuellos hacia Oriente Medio a la espera de novedades sobre las revueltas.
Libia es el país africano con mayores reservas de crudo y el cuarto productor, lo que está encareciendo el precio del crudo de manera notable. Esto está provocando una disyuntiva importante en los Bancos Centrales que ahora deben decidir si mantienen los tipos de interés bajos, “para favorecer el crecimiento” lo que dejaría que la inflación se disparara; un riesgo más que alta.
 
Por otro lado, como se apunta desde Dracon Partners, los datos macro siguen siendo buenos, como la confianza del consumidor en EEUU que conocíamos ayer. Hoy en a examen el mercado de viviendas y las solicitudes de hipotecas MBA.