Los inventarios empresariales subieron un 0,7% en junio con respecto al mes anterior, mientras que las ventas aumentaron un 1,7%, según datos revelados por el Departamento de Comercio. Los analistas esperaban un incremento mensual de los inventarios del 0,5%. Si se contrastan los inventarios con las ventas el ratio bajó ligeramente a 1,23, su mínima histórica, que sería el tiempo en meses que se tardarían en agotar las actuales existencias al ritmo de venta del mes estudiado.