Los principales institutos de estudios económicos alemanes ven un crecimiento robusto de la economía alemana pese a las recientes turbulencias en los mercados financieros internacionales, pero anuncian una ligera ralentización en 2008. En su informe de otoño presentado hoy en Berlín, los cuatro institutos (Ifo, RWI, IWH, IfW), corrigen al alza sus previsiones para este año, y en lugar del 2,2% calculado en primavera, cuentan con un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,6%. Para el año próximo, en cambio, parten de una ligera ralentización de la economía, resultado básicamente de un ligero enfriamiento mundial, que llevará a que el crecimiento sea del 2,2%.