Los ingresos personales en Estados Unidos se elevaron un 0,2% en octubre, mientras que el gasto de consumo aumentó un 0,2%, pero en tasa ajustada a la inflación permaneció sin cambios, según indicó hoy el Departamento de Comercio. Por otro lado, el PCE, índice de inflación favorito de la Fed, creció un 0,2% mensual y un 1,9% interanual, justo en el límite de la zona de "confort" de la Fed.