Los contratos a futuros sobre los principales índices bursátiles de Estados Unidos subían el miércoles ante la esperanza de que China podría encabezar un repunte económico mundial, lo que ayudaba a los mercados a recuperarse de mínimos de varios años. Si bien recortaron posiciones tras el dato de paro anunciado por la ADP.  Hace unos momentos, los contratos a futuro sobre el Standard & Poor's 500 ascendían 12,4 puntos a 701,90, mientras que los futuros del Nasdaq 100 escalaban 16,5 puntos a 1.188,50. Por su parte, los futuros sobre el Promedio Industrial Dow Jones subían 110 puntos.
Las acciones estadounidenses cayeron levemente el martes a nuevos mínimos de 12 años tras las pronunciadas bajas al inicio de la semana. El Dow cayó 37 puntos, su onceava pérdida en 13 sesiones. El S&P 500 perdió 4 puntos y el Nasdaq descendió 1 puntos.

Algunas cifras económicas dadas a conocer el miércoles en el extranjero mostraron un panorama menos malo que antes. Una medición de la percepción sobre el sector manufacturero chino y una encuesta sobre el sector de servicios del Reino Unido subieron por tercer mes consecutivo.

"Hoy el Índice de Gestores de Compras en el sector manufacturero de China respalda nuestra visión de que el crecimiento chino es más resilente que el crecimiento en el resto del mundo y que China tiene que tomar el liderazgo para sacar a la economía global de la recesión", señalaron estrategas de Credit Suisse Group (CS).

El índice compuesto de Shanghai escaló más de un 6%, ayudado no sólo por el indicador, sino también por las expectativas de nuevas medidas de estímulo.

Por su parte, el índice Nikkei 225 cerró con un alza del 0,9% en Tokio, mientras que el índice Hang Seng de la bolsa de valores de Hong Kong avanzó un 2,5% en la sesión.

En tanto, los futuros del petróleo subían más de US$1 por barril y los del cobre ascendían un 2% en las negociaciones electrónicas.

El dólar se fortalecía frente al yen, con un avance de más de un 1% a 99,35 yenes.