Los contratos a futuro de los principales índices de acciones en Estados Unidos subían el jueves por la mañana, después de que JPMorgan Chase anunciara un resultado trimestral mejor que el esperado por Wall Street.  Sin embargo, el resultado contable y el panorama de Nokia decepcionaron al mercado.
Los contratos a futuro sobre el Promedio Industrial Dow Jones ascendían 16 puntos, los futuros sobre el Standard & Poor's 500 ganaban 1,2 puntos a 928,40 y los del Nasdaq 100 trepaban 0,5 puntos a 1497,80.  Antes de la apertura oficial del mercado, las acciones de J.P. Morgan avanzaban el 0,7%, mientras que las de Nokia caían casi el 9%.

El miércoles, los índices bursátiles registraron sus mayores avances en una sesión en más de tres meses, impulsados por los ascensos en los segmentos tecnológico y financiero luego que Intel emitiera durante la víspera un panorama alentador.

El Dow ganó 257 puntos, o el 3,1%, a 8616, el índice S&P 500 añadió 27 puntos, o el 3%, a 933, y el Índice Compuesto Nasdaq sumó 63 puntos, o el 3,5%, a 1863, su nivel más alto del 2009.

JPMorgan registró una ganancia por acción de 28 centavos en el segundo trimestre, muy por encima de las expectativas del mercado. El resultado fue impulsado por el desempeño de sus operaciones de banca de inversión.

Las acciones de otros bancos también subían. Citigroup avanzaba el 3,1%, HSBC Holdings el 1,8% y Bank of America el 1,6%.  El mercado seguía atento a la situación de CIT Group, lo que podría limitar los avances del mercado. La firma de préstamos para pequeñas y medianas empresas probablemente se declarará en bancarrota el viernes, según un informe de CNBC. La compañía anunció en su sitio web que "no hay una significativa probabilidad de recibir apoyo adicional del Gobierno en el corto plazo".

La noticia de CIT y los avances recientes en los mercados estadounidenses también "aumentan el apetito por cierto grado de toma de ganancias", dijo Matt Buckland, operador de CMC Markets.

En los mercados bursátiles de Asia, el índice Nikkei 225 de Tokio cerró con un ascenso de 74,91 puntos, o un 0,8%, a 9344,16, el índice compuesto de Shanghai perdió un 0,2% a 3183,74, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong sumó 103,21 puntos, o un 0,6%, a 18361,87.