Todos los directores gerentes del Fondo Monetario Internacional han sido europeos desde la creación de este organismo, tras la II Guerra Mundial, al igual que todos los máximos responsables del Banco Mundial proceden siempre de EEUU. Ahora las cosas podrían cambiar. Sin embargo, la inesperada dimisión de Rodrigro Rato al frente del FMI ha abierto una campaña a favor de encontrar un sucesor no europeo. El FMI ha iniciado un proceso de reforma que pretende conceder un papel más determinante al resto del mundo y abrir el cargo de director gerente a los no europeos sería vital, en opinión de un consejero del FMI de un país en desarrollo.
La inesperada dimisión de Rodrigo Rato como director gerente del Fondo Monetario Internacional ha dado lugar a una campaña a favor de encontrar un sucesor no europeo, pero algunos responsables de finanzas del Viejo Continente reclaman el cargo para esta región. Hasta la fecha, todos los directores gerentes del FMI, desde su creación después de la II Guerra Mundial, han sido europeos. De la misma manera, los máximos responsables del Banco Mundial proceden siempre de Estados Unidos, sin opción para representantes de Japón y países en desarrollo. El anuncio de la dimisión de Rato se produce semanas después del debate sobre la selección del próximo presidente del Banco Mundial, tras la renuncia de Paul Wolfowitz por la promoción dentro de la organización de su pareja. "Es muy pronto todavía, pero en algún momento preveo que los europeos, teniendo en cuenta esta tradición, presenten un candidato", dijo un responsable europeo que quiso mantener el anonimato. Las dos instituciones financieras, cuyos principales contribuyentes son Estados Unidos y Europa, están siendo presionadas para otorgar más influencia a los países emergentes. El responsable europeo señaló, sin embargo, que le sorprendería que poco tiempo después de que se colocara a un estadounidense al frente del Banco Mundial, el status quo se pusiera en entredicho. El FMI ha iniciado un proceso de reforma que espera conceda un papel más determinante al resto del mundo, por lo que abrir el cargo de director gerente a los no europeos sería vital, en opinión de un consejero del FMI de un país en desarrollo. "Será importante para la credibilidad de la reforma que el proceso de selección quede abierto a candidatos más allá de Europa", dijo a Reuters el responsable. ¿MOMENTO DE CAMBIAR? La salida de Wolfowitz desafió el liderazgo de EEUU dentro del Banco Mundial. Pero el consejo de países miembros la semana pasada eligió a otro estadounidense, el ex secretario de estado Robert Zoellick, quien asume el cargo el 1 de julio. Rato ha sido director gerente del FMI desde 2004, en sucesión del alemán Horst Koehler, e informó ayer que dejará su puesto en octubre por motivos personales.