La asociación que agrupa a los grandes distribuidores europeos, EuroCommerce, pidió hoy a la UE que en enero de 2010 suprima definitivamente los recargos a las importaciones de calzado de cuero procedente de China y Vietnam. Una prórroga de estos aranceles, que se establecieron en 2006, pondría en riesgo la recuperación económica, según alertaron los distribuidores. "Cualquier ampliación de los recargos 'antidumping' de la UE sobre las importaciones de calzado de cuero de China y Vietnam podría dañar el poder adquisitivo de los consumidores y dificultar la recuperación económica de Europa", dijo el secretario general de la asociación, Xavier Durieu, en un comunicado.