Cuando parecía que había llegado la calma a los mercados…los inversores dejan de confiar, deshacen posiciones y provocan un 6.6% de caída en el Ibex35 al cierre. El selectivo español alcanza los 9.314 puntos, lastrado nuevamente por el sector financiero. La incertidumbre sobre las medidas adoptadas por Europa para rescatar a Grecia y la intención “todavía no llevada a cabo” del BCE de comprar deuda vuelven a colocar a los bajistas en el lado ganador del mercado. 
El selectivo de la bolsa española se desploma. Una caída del 6.6%  en la sesión que ya se ha comido la mitad de la subida que tuvo el mercado español el pasado lunes. El selectivo español cierra sus puertas en los 9.314 enteros.  Los inversores tienen miedo…pero ¿nuevamente? Con las medidas de los gobiernos sobre la mesa, la ayuda a Grecia casi resuelta y con el BCE admitiendo la puesta en marcha de medidas para mantener la liquidez en el mercado parecía que lo único que quedaba iba a ser la confianza de los inversores. Sin embargo, parece que cualquier duda o paso en falso por parte de las autoridades hace que los inversores activen la “orden de venta” en sus carteras.

Y hoy, el paso en falso llega en forma de “miedos inflacionistas”. Miguel Freijo, director de ventas de IG Markets que “el mercado se está preguntando de dónde va a sacar el BCE el importe tan grande que ha anunciado para rescatar a Grecia y los países que se puedan contagiar”. Este experto reconoce que el miedo de que la entidad “vuelva a darle a la manivela e incremente la oferta monetaria, se pongan en circulación más billetes y, en consecuencia, se debilite más el euro”. Justo lo que pretendían combatir. Y es que fue el BCE el que anunció el pasado lunes la compra de bonos, tanto públicos como privados, para favorecer la liquidez en el mercado. Algo que por el momento no se está haciendo y que está provocando que la prima de riesgo se amplía por encima de los 100 puntos básicos. Y no sólo ésta: los CDS (Credit Default Swaps) a cinco años se encarecen desde los 155 hasta los 165 puntos básicos y el euro agrava su corrección, queda al borde de los 1.25 dólares. 



Ignacio Zarza, del departamento de renta variable de Interdin Bolsa reconoce además que “muchas de las medidas de reducción del déficit anunciadas por la mayoría de las economías europeas durante la semana, podrían afecta al estímulo de la demanda interna y, en consecuencia, limitar el crecimiento de las mismas”. Al final es el mercado el que manda. Y si los inversores no se lo creen…

Y es que si el pasado lunes, los mercados celebraron el anuncio del BCE con subidas de más del 14% - con BBVA y Santander anotando más de un 20% a su cotización, hoy sucede todo lo contrario. La entidad que preside Emilio Botín cede un 7.76% y alcanza los 8.40 euros. Una caída que coincide con la investigación que estarían llevando a cabo las autoridades de Estados Unidos y la SEC “para averiguar si los bancos comerciales proporcionan la suficiente información a la hora de promocionar y vender los CDOS. Primero fue Goldman Sachs, Morgan Stanley…y ahora los ojos apuntan a Citigroup, JP Morgan y UBS podrían ser examinadas con lupa”, reconoce Zarza. El efecto contagio está servido.

Técnicamente, los expertos reconocen que “la vuelta en V de la forma en que se hizo el pasado lunes, no s podía sostener dado que económicamente cualquier fin de tendencia tiene que venir de la mano de un movimiento lateral que justifique la acumulación o distribución de títulos y eso es algo que no hemos visto”, advierte Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse. En el Ibex35 “la zona de 9.470 puntos – casi los mínimos de hoy- son una zona de soporte importante de cara al muy corto plazo ya que se corresponde con el 61.8% de todo el movimiento alcista desde el viernes al lunes. De perderlo pienso que iríamos con cierta facilidad a los mínimos del viernes pasado”. Una tendencia pareja a la de los mercados americanos. El S&P500 “podría haber completado ayer un proceso de pull back hacia los 1.180 puntos, zona que ejerció como base del movimiento de distribución en la posible formación del techo de mercado y que ahora ejerció como resistencia…podría venir otro movimiento fuerte a la baja”.