El parqué estadounidense ha abierto en rojo. No podía ser de otra forma con la que está cayendo en Europa. Los datos macro que surgen en el propio territorio americano no son suficientes para reactivar los ánimos. El Dow Jones abre con una caída del 0,45% hasta los 10,734.88 puntos, el Nasdaq descendiendo un 0,85% y el S&P 500 un 0,59%. En el mercado de divisas, el euro vuelve a ser vapuleado por los miedos europeos y cae a 1,24 dólares. El petróleo, por su parte, el barril de petróleo también cae a los 80,51 dólares.
Antes de la apertura de mercado, se ha conocido el dato de ventas minoristas que, en el mes de abril subieron un 0,4%, por encima de lo esperado por el mercado, pues los economistas vaticinaban un descenso del 0,1%. Con estas cifras se puede visionar que el consumo familiar sigue reactivándose. +

En el apartado empresarial esta sesión hemos tenido los resultados de CA, cuyos beneficios se multiplicaron por 55, después de registrar un aumento en los márgenes y en los ingresos. La fabricante de software ganó 101 millones de dólares en su cuarto trimestre fiscal y anuncia que para el próximo año pretende ganar entre 4.500 y 4.600 millones. Aún así, no se salva de la caída en bolsa de hoy y desciende un 8,41%.

Por otra parte, la petrolera Chevron ha anunciado que despedirá a 1.500 trabajadores en EE.UU. como parte de una amplia reestructuración global de las operaciones de refinación y distribución de la compañía. El valor cede este viernes un 1,85%.

Una jornada más, los bancos no se libran de la quema. Las acusaciones legales suenan como voces de ultratumba en la cabeza de los accionistas que abandonan estos valores por miedos a vacíos legales. Está claro que Lehman está muy presente todavía. Así pues, Goldman Sachs cae un 1,15%, Citigroup un 2,57%, Bank of America un 2,07% y Morgan Stanley un 1,81%.