Hoy Indra lidera las subidas del Ibex 35, con avances que rondan el 2%.  Alphavalue considera que el precio de la acción puede seguir siendo volátil debido a las medias de transformación que está adoptando el grupo. Desde enero, la compañía sube más de un 11%, mientras que los analistas le dan un potencial que también alcanza los dos dígitos.

Los analistas de Alphavalue resaltan que la demanda de soluciones en programación en la nube, big data y ciberseguridad ha aumentado el precio de los servicios tecnológicos y explican que Indra no se ha beneficiado lo suficiente de estos hechos, debido en gran parte a los irregulares resultados y a la imposibilidad de cumplir los objetivos de margen ebit del plan estratégico 2015-2018.

“El segmento de transporte y defensa (40% de la facturación total) reúne las actividades de los sectores defensa, seguridad, tráfico aéreo y transporte. El negocio de defensa está creciendo por un reanimado consumo del gobierno español consecuencia la recuperación económica. El grupo está en pleno proceso de transformación que debe continuar en los próximos años. En particular en el sector tecnología de la información (60% de la facturación) necesita proporcionar servicios de mayor valor añadido, como robótica o inteligencia artificial”, añaden.

Los analistas de Alphavalue consideran acertada la decisión de concentrar todo este negocio en una sola filial para 2018.

Asimismo, consideran que en su sector Indra destaca en niveles de ROCE que están cerca de doblar a los de sus comparables gracias al menor valor de su fondo de comercio. “Nuestros analistas consideran que el precio de la acción puede seguir siendo volátil en íntima relación con las medias de transformación que está adoptando el grupo”, subrayan.

Los analistas de Alphavalue aconsejan añadir los títulos de Indra, con un precio objetivo de 13,3 euros, lo que supone un potencial del 15%.

El consenso de analistas de Reuters recomienda mantener las acciones de la compañía con un precio de 12,81 euros por acción. Así, consideran que tiene un potencial de subida del 10,7%, inferior al otorgado por Alphavalue.

Desde enero, Indra sube un 11,19%.

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión dan a Indra una puntuación de 2,5 sobre 10, compañía que se encuentra en fase de rebote con una tendencia bajista tanto a medio como a largo plazo.  A medio plano el volumen y la volatilidad son crecientes, mientras que en el largo plazo son decrecientes.