El diferencial de inflación entre España y la Zona Euro se explica en un 60% por el encarecimiento de los alimentos, según señala el Informe de Consumo y Economía Familiar de Caixa Catalunya. La entidad de ahorro explica que la diferencia de inflación se ha mantenido, en el período 2003-2007, en torno a un punto porcentual. "El crecimiento medio anual del Indice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) ha sido del 3,2% en España, frente al 2,2% en la Zona Euro", señala el informe.