Los diez hedge funds de mayor tamaño registraron unos beneficios durante el segundo semestre del año superiores a los obtenidos por las seis entidades bancarias más importantes.


Según señala el diario Financial Times, los fondos podrían haberse visto beneficiados por la prohibición que impide a la banca negociar por cuenta propia.