Línea Directa vuelve a cruzar el umbral del euro por acción

Linea Directa ha evolucionado al alza en los últimos tiempos en el mercado hasta conseguir, de forma psicológica volver sobre el euro por acción que había perdido ya a principios del pasado mes de octubre. Y todo ello a pesar de que los resultados del último trimestre no han acompañado al valor en el mercado.

De hecho, la penalización en ramos como el de autos, generalizados por el aumento de la siniestralidad y de la inflación en todas las compañías, se ha dejado sentir especialmente en Línea Directa, que mantiene pérdidas significativas en lo que va de año y ha hecho que, algunos medios, hayan empezado a indicar, como en caso de The Objetive, que tanto los fondos de capital como las aseguradoras están analizando la situación para sopesar la situación, incluso con la vista puesta en una OPA sobre la aseguradora que sacara a cotizar Bankinter y de la que todavía posee un 17,415%, como segundo accionista.

De momento, lo tangible pasa porque su primer accionista, la sociedad Carnival de Jaime Botín ha elevado su presencia en la aseguradora. Compras que se ha ido produciendo de forma paulatina en los últimos tiempos. Desde los 1.1 millones de acciones a finales de octubre, a los que han seguido adquisiciones de otros 20.290 títulos en el mercado a precio medio, de 0,92 euros por acción. Oficialmente a fecha 14 de mayo del pasado año, la participación de Carnival en Línea Directa asciende al 19,15% de su capital.

En su gráfica de cotización vemos que el valor se mueve con avances cercanos al 9% en sus cuatro últimas semanas cotizadas y con una recuperación del 6,3% en las tres sesiones precedentes, aunque mantiene una fuerte tónica bajista en lo que va de año, con caídas que superan en el Mercado Continuo el 34%.

Línea Directa cotización anual del valor

Desde el punto de vista técnico el analista de mercados de Estrategias de Inversión, José Antonio González considera que el valor “presenta una fuerte estructura bajista primaria, o de largo plazo. Una estructura claramente a la baja es un activo que no podemos considerarlo fuerte. Por tanto, de primeras, plantear posiciones de compra, es posicionarse en contra de la tendencia dominante”.

“Además- destaca el experto técnico de EI- vemos como esa estructura bajista, adquiere cada vez pendientes más bajas, es decir, presión vendedora que es cada vez mayor sobre el activo bajo estudio. De base, no me gusta plantear compras en este tipo de activos, porque intento priorizar acciones que tengan la mayor fortaleza posible. Por supuesto que en un momento de trading puede aprovecharse con giros alcistas este tipo de activos, pero siempre intentemos posicionar la estructura de fondo a nuestro favor”.

Y apostilla indicando José Antonio González que, “hasta que no veamos a Línea Directa superando esa zona de 1,01-1,034 euros por acción no lo vemos interesante para entrar”.

Ángel Cotera, especialista en mercados de BBVA Trader, en declaraciones a Estrategias de Inversión destaca que en Línea Directa “y en su gráfico mensual, hay algo de incertidumbre, sin superación del máximo, pero también sin perforación del mínimo, pero con una tendencia bajistas desde septiembre de 2021 mensualmente”

Por lo tanto, lo primero que tendríamos que buscar en la compañía es, dicho suelo. ¿Cómo? Con alguna figura. De momento, a mí no me aparece. No vemos una figura clara de hombro cabeza hombro, para que veamos una posible explosión alcista. De momento no ha ocurrido y no me voy a anticipar en este caso.

En el gráfico diario vemos que se ha convertido en una lateralidad. Es más, si vemos los dos días en los que el valor baja, el volumen crece, por tanto, me sigue planteando poca confianza. Yo no sería de los valores en los que estaría”.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión