Oracle anuncie hoy probablemente que sus ventas ascendieron hasta los 10.000 millones, por primera vez desde que Larry Ellison es director ejecutivo, gracias a los beneficios procedentes del emparejamiento de software y hardware.

Los analistas encuestados por Bloomberg han predicho que Oracle informará de unos ingresos de 10.800 millones de dólares en el cuarto trimestre fiscal, que finalizó en mayo. Los beneficios excluyendo ciertos gastos habrían subido a 0,71 dólares por acción según las estimaciones.

Ellison está utilizando la compra de Sun Microsystems para añadir ordenadores al arsenal de programas que ha acumulado a través de más de 42.000 millones en compras desde 2005. Oracle ha adaptado sus bases de datos, usada para almacenar información, para que funcionen más rápido en los nuevos ordenadores con hardware Sun.

El planteamiento ayuda a Oracle a atraer clientes corporativos de la misma manera por la que Apple atrae a los usuarios de ordenadores, ha afirmado Brendan Barnicle, analista de Pacific Crest Securities.

"La forma en que Apple ofrece a los consumidores productos totalmente integrados, tanto hardware como software, Oracle está haciendo lo mismo" ha dicho Barnicle, que tiene su sede en Portland, Oregon. "Son una única ventanilla para todo lo que una empresa necesita” ha añadido.

Los ordenadores Exadata de Oracle, que combinan especialmente ordenadores Sun con el software de la base de datos Oracle, es probable que mantenga el crecimiento, ha augurado Mark Murphy, analista de Piper Jaffray en San Francisco. Esto se debe a los clientes que compran Exadata también compran licencias de software, generando ingresos para el futuro.

Los ingresos procedentes de nuevas licencias, un indicador de las ventas futuras, probablemente suba un 15% hasta los 3.610 millones de dólares en el cuarto trimestre, ha dicho Murphy, que predice que las acciones se elevará hasta los 37 dólares.

Oracle se deja un 1,24% hasta los 31,80 dólares por acción.