Las ventas minoristas de Reino Unido cayeron en marzo a un ritmo no visto en más de un año, aunque el crecimiento de enero y febrero se revisó al alza, según datos oficiales de National Statistics. Las ventas minoristas cayeron un 0,4% mensual en marzo, algo menos que el 0,5% que esperaban los economistas, aunque supone la mayor bajada desde la caída del 1,7% en enero de 2007. Por otro lado, los datos de ventas minoristas de enero se revisaron de una subida del 1,1% al 1,5% y en febrero de un 1,0% a un 1,1%.