El fabricante automovilístico alemán BMW vendió hasta mayo 487.906 vehículos de las marcas BMW, Mini y Rolls-Royce, lo que supone un 21,1 por ciento menos respecto a los mismos meses de 2008. La compañía alemana informó hoy de que la marca BMW redujo en el mismo periodo las entregas hasta mayo un 20,9 por ciento, hasta 408.370 vehículos, mientras Mini las bajó un 22,6 por ciento, hasta 79.260 unidades, y Rolls-Royce lo hizo un 27,6 por ciento, hasta 276 vehículos. El director de Ventas y Marketing, Ian Robertson, mostró un optimismo reservado respecto al conjunto del año y pronosticó una mejora de las ventas anuales en todo el mundo.