Los bonos de Portugal ven subir su prima de riesgo de forma imporantes el día después de que el primer ministro, José Sócrates, presentara su dimisión.

Especialmente significativa fue la subida experimentada por los intereses de sus obligaciones a cinco años, que alcanzaron un nuevo máximo histórico al situarse por encima del 8,3%, lo que incrementa el riesgo de que Portugal tenga que recurrir a la ayuda externa.

En este momento la prima del bono portugués a 10 años alcanza los 476 puntos básicos con un interés del 7,92%. La prima de riesgo de Portugal cerró ayer en 431 pb.

Mientras, la prima del bono español sube 7 puntos hasta los 200.

El bono germano, por su parte, reducía su rentabilidad desde el 3,236 % al 3,197 %.