Las peticiones semanales de subsidio por desempleo bajaron en 7.000 solicitudes la semana que finalizó el pasado 6 agosto, hasta un total de 395.000, según ha informado hoy el Departamento de Trabajo.
El dato es mucho mejor de lo esperado: los expertos consultados por Bloomberg esperaban de media que subieran a 405.000 solicitudes. En cuanto a la cifra de la semana anterior, ha sido revisada al alza y se ha incrementado a 402.000 solicitudes, desde las 400.000 calculadas inicialmente.

La media móvil de las peticiones de las últimas cuatro semanas -un indicador mucho menos volátil- también descendió, en 3.250 peticiones, hasta un total de 405.000 solicitudes. Esto representa su menor nivel desde mediados de abril. En cuanto a las peticiones continuas, subieron a 3.688.000 a 30 de julio, desde las 3.748.000 de la semana anterior -también corregido al alza-.