La energía solar, eólica y otras formas de energía renovable podrán satisfacer un 77% del consumo mundial, según un informe de las Naciones Unidas.

Más allá de los combustibles fósiles como el petróleo y el carbón; para desarrollar energía geotérmica, biomasa, solar, eólica, hidráulica y electricidad generada de las olas del mar y las mareas se requieren hasta 5,1 trillones de dólares en inversiones desde 2011 hasta 2020 y un adicional de 7,2 trillones para la década que termina en 2030, según las conclusiones que se extraen del estudio realizado por un grupo de expertos de la ONU sobre el Cambio Climático, que ha sido publicado hoy en Abu Dhabi.

La energía renovable en los países en desarrollo, que tendrá el crecimiento mayor en demanda de energía, dependerá de si "están disponibles la financiación y la tecnología adecuada", concretó Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de UN Framework Convention on Climate Change.

"Las naciones industrializadas necesitan crear las condiciones políticas e incentivos adecuados para que el desarrollo e instalación de tecnologías de energía limpia también reciban un importante impulso en sus propias combinaciones de energía.", añadió Figueres.

Las 25 páginas del sumario sobre los puntos más importantes de evaluación de la ONU sobre energía alternativa, se acordó con los representantes de 194 países a lo largo de cuatro días de conversaciones que terminaron hoy en la capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Este documento describe un informe que se extiende a más de 900 páginas.