Los ratings de los principales grupos energéticos en España en un escalón desde "A-", y mantiene en vigilancia la perspectiva ante posibles nuevas implicaciones negativas.

Fitch bajó los ratings de Iberdrola, Gas Natural , Endesa y de su matriz italiana Enel debido a  la debilidad de sus factores fundamentales, un marco regulatorio hostil e incierto, indicios de una intervención política y un adverso entorno financiero provocado por las presiones sobre la deuda soberana y sobre el sector financiero nacional.

"Todos estos factores contribuyen a aumentar el riesgo del modelo de negocio para el sector, lo que se traduce en una menor visibilidad de resultados y un posible deterioro adicional de los perfiles financieros de las compañías" declararon desde Fitch.