El economista Brian Wesbury considera que las acciones permanecen baratas en el mercado estadounidense y advierte sobre el futuro del VIX.

El VIX –índice de volatilidad estadounidense- tiende al alza cuando el mercado de acciones de Estados Unidos cae. "Y esto a los vendedores en corto les gusta", en palabras de Wesbury. Además, se ha convertido en una herramienta popular para los inversores que quieren comprar un seguro en sus posiciones largas.

A principios de este mes; el terremoto y tsunami japonés, los problemas nucleares y los levantamientos políticos en el norte de África y Oriente Medio causaron que el VIX se fortaleciera, lo que ha beneficiado mucho a los vendedores en corto, que previeron una corrección significativa, e incluso una siguiente etapa que consideran bajista.

Según el Wall Street Journal, el VIX alcanzó un máximo de 31,28 puntos el 16 de marzo - muy por debajo de Mt. Everest- con unas subidas en torno a los 80 puntos que vimos durante la crisis financiera de 2008 - pero aún así el más alto desde mediados de 2010. Entonces se derrumbó, cayendo un 45% en siete días trading - su mayor desplome en siete jornadas de su historia. Ahora se encuentra cerca de 18 puntos.

Wesbury pronostica lo mismo que a comienzos del año, previendo que el Dow Jones se situará en 14.500 puntos para finales del año 2011, mientras que el S&P 500 perdió los 1575 puntos. El economista jefe de First Trust Advisors L.P., culmina diciendo que “en otras palabras, cuidado con el VIX”.