Los países de la zona del euro destruyeron 453.000 empleos en el último trimestre del año, mientra que en toda la UE el número de personas con trabajo disminuyó en ese periodo en 672.000. En comparación con los tres meses anteriores, el empleo cayó el 0,3% tanto en la zona del euro como en los Veintisiete, tras las bajadas del 0,1% y 0,2%, respectivamente, en el trimestre previo. Según los cálculos de Eurostat, en el último trimestre de 2008 había en la Unión 225,3 millones personas con trabajo, de los que 145,4 millones corresponden al área de la moneda única.
En el conjunto de 2008, el empleo aumentó el 0,8% tanto en la zona del euro (1,137 millones de nuevos puestos de trabajo) como en a UE (1,76 millones más). De los países para los que hay datos disponibles, España fue el segundo donde más empleo se destruyó de octubre a diciembre, el 2,1%, sólo superado por Letonia, donde cayó el 2,8%).

En cuanto al resto de grandes economías comunitarias, en Alemania siguió aumentando el empleo en el último trimestre del año (0,1%).Por el contrario, se destruyeron puestos de trabajo tanto en Francia y Reino Unido (-0,2%) como en Italia (-0,1%).

Si se compara la evolución en el último trimestre del año con el mismo periodo de 2007, el empleo permaneció estable tanto en la zona del euro como en toda la UE, después de haber crecido el 0,6% en ambas zonas de julio a septiembre. En España, el empleo descendió el 3% en términos interanuales, una tasa sólo inferior a la de Letonia, del 5,4%.

Los datos difundidos hoy por Eurostat confirman el deterioro del mercado laboral europeo en el último año. Así, en la zona del euro el empleo creció el 0,4% en los tres primeros meses del año (1,5% más que un año antes), pero el avance ya se moderó en el segundo trimestre al 0,1% (1,1% en términos interanuales).

En el tercer trimestre comenzó a destruirse empleo, con una bajada del 0,1% (aunque en comparación con el mismo periodo del año anterior continuó subiendo, el 0,6%), tendencia que se consolidó en los últimos meses, con el descenso del 0,3% (sin cambios en la tasa interanual).

En el conjunto de la UE la evolución ha sido muy parecida, con avances intertrimestrales del 0,4% de enero a marzo, sin variar de abril y junio, para terminar con sendas caídas del 0,2% y 0,3% en los dos últimos trimestres. 

El perfil interanual también muestra la desaceleración de la creación de empleo en los Veintisiete, que ha pasado de crecer el 1,5% en el primer trimestre, al 1,1% en el segundo, 0,6% en el tercer trimestre y al estancamiento en el último.