La Comisión Europea envió el miércoles a España una nueva advertencia por obstaculizar el intento de compra de la compañía eléctrica Endesa por parte del grupo alemán E.ON, en este caso por condiciones impuestas en noviembre por su ministerio de Industria.
La Comisión Europea envió el miércoles a España una nueva advertencia por obstaculizar el intento de compra de la compañía eléctrica Endesa por parte del grupo alemán E.ON, en este caso por condiciones impuestas en noviembre por su ministerio de Industria. Según informó la Comisión, sus servicios de competencia enviaron a las autoridades españolas una carta de notificación, la primera etapa de un procedimiento de infracción que puede llevar el caso, en caso de respuesta insatisfactoria de España, ante la justicia europea. La Comisión había acusado el pasado 20 de diciembre a España de haber violado las reglas europeas de la competencia por imponer nuevas condiciones a la compra de Endesa por parte de E.ON. Según Bruselas, las autoridades de Madrid agregaron nuevas cláusulas ilegales, como la obligación de que E.ON conserve durante cinco años el nombre Endesa o que utilice carbón producido en el mercado español. España dispone de 15 días hábiles para responder y justificar sus medidas. El pasado miércoles, los servicios de Mercado Interior de la Comisión denunciaron a España ante la Corte Europea de Justicia (CEJ) por violar reglas comunitarias con los poderes ampliados otorgados en febrero pasado a la Comisión Nacional de Energía (CNE) para controlar funciones. Bruselas había justificado su decisión en las 'restricciones injustificadas de la libre circulación de capitales y del derecho de establecimiento' provocadas por 'determinadas disposiciones' de la ley española que amplió las competencias de la CNE poco días después de que se conociera la oferta de E.ON sobre Endesa.