La telefonía fija perdió 67.573 líneas en junio, hasta situarse en los 19,9 millones, lo que supone un 2,7% menos que el año anterior, uno de los peores dato de su historia, según la última nota mensual publicada hoy la Comisión de Mercado de Telecomunicaciones (CMT). Por el contrario, la portabilidad en telefonía fija --el cambio de compañía conservando el número de teléfono-- alcanzó en junio su mejor registro, con 131.131 números portados, un 31,4% más que en el mismo mes del ejercicio anterior.