El precio medio de los cigarrillos ha aumentado un 32% desde 2009 como consecuencia de las subidas "bruscas" de impuestos.

El aumento del coste del tabajo ha motivado un descenso de las ventas legales, con un trasvase del consumo al tabaco de liar y de pipa y un incremento del mercado ilícito (contrabando y falsificaciones), según un estudio de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

El estudio, encargado por British American Tobacco (BAT), advierte además de que este comportamiento del mercado "pone en peligro" el cumplimiento de los objetivos de recaudación del Estado para 2011, de manera que, si continúa la tendencia del primer trimestre, los ingresos por impuestos especiales del tabaco serán de unos 6.500 millones de euros, frente a los 8.274 presupuestados.

En este contexto, BAT ha reclamado al Gobierno que reestructure la fiscalidad del tabaco