La rentabilidad del bono estadounidense a 10 años subía un 3,2% hasta el 3,38%, su mayor nivel en siete meses.
 Los buenos datos macro conocidos hoy podrían provocar que la Fed no haga anuncios de compras de bonos y obligaciones, como estaba previsto, según Bloomberg, lo que ha impulsado las ventas en la deuda pública estadounidense.

Los bonos europeos también marcan máximos de rentabilidad, especialmente el alemán, por lo que la prima de riesgo española caía ligeramente, pese a que el bono español superaba el 5,5% y el de Reino Unido el 5,521%.