Eric Bendahan, del Banco SYZ & CO, mantiene su apuesta dentro del mercado nacional como gestor del fondo OYSTER European Opportunities por BME, como el mejor valor donde estar en la situación actual.


¿Es momento de invertir en el sector financiero?
Desde luego, el español no ocupa las primeras posiciones en lo que a recomendaciones se refiere. Eric Bendahan, siguiendo la tónica de las últimas semanas con el viento a favor de la catástrofe japonesa, se decanta por dos aseguradoras: Admiral y Prudential. Para la primera, según sus previsiones su crecimiento será de entre un 15% y un 20% con un potencial de revalorización del 40% en un período de dos años. Mientras, Prudential tiene una exposición a Asia del 50% y es una de las cuatro empresas líderes dentro de países como India o China.

Entre los bancos destaca el francés BNP Paribas que se verá beneficiado de importantes sinergias por la adquisición de Fortis y una buena rentabilidad por dividendo del 4,6%, Barclays, el británico, con una buena situación de capital, Commerzbank o Societé Genérale.

Se trata de recomendaciones que llegaban el mismo día en que la agencia Moody´s anunciaba una rebaja del rating a 30 entidades nacionales. Para el gestor del fondo OYSTER European Opportunities el proceso de reestructuración bancaria es “muy positivo”, aunque asegura que “no es una urgencia que las cajas corran a los mercados”.

El ladrillo, en auge
Puesto que no todo es España, también existe todo un abanico de posibilidades de inversión en empresas del sector inmobiliario. Eric Bendahan habla, en primer término, de Immofinanz cuya cartera tiene un 45% invertido en Europa Central y del Este y una muy buena rentabilidad por dividendo, de más de un 6%; y también destaca Deutsche Wohnen, especialmente significado porque sus beneficios provienen del alto precio de los alquileres en Berlín, donde su exposición es del 58%, además, con potencial de crecicimiento de las rentas de entre un 7% y un 8%.

Dentro de los servicios públicos, aparece una española, Acciona, que “va a ser una compañía de creación de valor” a corto plazo, según Bendahan, gracias a una mayor visibilidad de la normativa sobre energías renovables y gracias también a un dividendo del 5%.


El gas, como alternativa
Las empresas del sector del gas cuentan con una importante previsión de crecimiento de aquí a los próximos cinco años. British Gas es una de ellas, en su caso, se prevé que de cara al 2020 su producción se haya incrementado entre un 6-8% y cuenta con un potencial de revalorización del 35%. En cuanto a Vedanta, la otra compañía destacada, triplicará su producción el próximo año. Mientras que la española Repsol será la única de las grandes que experimentará un crecimiento negativo del 1% hasta el año 2015, según datos de Crédit Suisse Securities.

Rusia será, además, el país donde los inversores deberían poner su ojo de aquí a los próximos años en materia de gas, como alternativa a la energía nuclear, puesto que “los inversores para volver a equity markets necesitan una mayor estabilidad en Oriente”, algo que, por el momento, no se da y, además, en un año de “transición del crudo” con sus precios por las nubes.

Emergentes, en todas las apuestas
Si para aquellos que pensaban que los emergentes eran cosas de un par de años atrás, Eric Benhavan aplaca cualquier intento de olvido por parte de los inversores. Los países emergentes siguen siendo una buena idea de inversión, asegura, entre otras cosas porque su nivel de deuda en comparación con los países desarrollados en menos de la mitad y mientras que para el año 2014, la previsión es que su deuda soberana se contraiga, Europa y Estados Unidos verán como su déficit sigue en aumento triplicando al de las potencias emergentes. Otro dato a destacar es el consumo privado. La clase media en países como China, México o la India se ha disparado en los últimos años y se prevé una auténtica curva ascendente hasta, mínimo, el año 2030.