Wolfang Münchau, columnista del Financial Times asegura que la fórmula gala se asemeja a los denostados CDO.
 
 
La propuesta diseñada por Francia para que las entidades acepten participar en el nuevo plan de asistencia a Grecia mediante la refinanciación de la deuda griega en su poder con vencimiento entre julio de 2011 y junio de 2014 se asemeja a un CDO (obligaciones colateralizadas de deuda), uno de los denostados productos de deuda estructurada que protagonizaron la crisis `subprime´, según afirma Wolfgang Münchau, columnista de referencia del `Financial Times´.
 
Según se recoge en Invertia, el columnista ha asegurado en un artículo publicado en el periódico americano que “siempre estuvo claro que los políticos europeos terminarían por intentar buscar algún complejo producto de deuda para resolver la crisis, ya que si se quiere dar largas al asunto, confundir los hechos y burlar las reglas, entonces una variante de las obligaciones colateralizadas de deuda representa la elección perfecta"