El diferencial de rentabilidad del bono español a diez años sube hasta los 102 puntos básicos, mientras que los credit default swaps (CDS) o seguros de impago de España aumentan hasta los 171 puntos básicos, desde los 161,1 puntos que registraban esta mañana.