Lo que antes suponía un quebradero de cabeza en los últimos dos días se ha convertido en motivo, al menos, de tomar aire. España respira gracias a la contención del riesgo país que ayer experimentó una caída superior al 12%, tocó los 347 puntos básicos, a pesar del repunte de última hora.

La prima de riesgo se ha despertado esta mañana en los 355 puntos básicos y, de momento, ya acumula un recorte de medio punto porcentual, lo que da lugar a pensar que la confianza está volviendo poco a poco a los inversores españoles.

Ayer, y con la cabeza probablemente puesta en la inyección de liquidez que anunciaron los grandes bancos centrales, el riesgo país pusop freno a su escalada y se contuvo hasta los 347 puntos básicos, a lo que también ayudó la subasta de deuda por parte del Tesoro español en bonos a tres, cuatro y cinco años con una rentabilidad que rondó el 5%, aunque se espera un repunte mucho mayor. Del mismo modo, el bono con vencimiento a diez años se contuvo también cerca de los tres puntos porcentuales. Hoy amanece por primera vez en días por debajo del 6%: cotiza a 5,74%.


FUENTE: BLOOMBERG