La ocupación de los hoteles de Cancún "rompió la barrera del 70%" el fin de semana pasado después de que la mayoría de los estados levantaran su alerta sobre los riesgos por viajar a México, donde se produjeron los primeros casos afectados por la nueva gripe, informó el diario mexicano 'El Universal'.  El gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, atribuyó el aumento de la llegada de turistas al "levantamiento de la alerta" por parte de Estados Unidos, por lo que "este destino de playa" se convierte, "una vez más, en el más importante del país y del Caribe".