La actividad económica de Alemania crecerá de forma constante este año y el próximo, pero la inflación podría ser inferior al 1% dado que el consumo privado se verá afectado por el desempleo, dijo el viernes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.
La mayor economía de Europa podría expandirse un 1,1% este año y un 1,9% en 2011.  "De cara al futuro, la política en materia de empleo necesita prepararse para un marcado incremento de la tasa de paro", señaló la OCDE.  Sin embargo, la OCDE no prevé un aumento del desempleo hasta niveles de dos dígitos, como muchos temían el año pasado.

La tasa de paro de Alemania --con una población activa de unos 40 millones de personas-- podría mantenerse en torno al 8,2% este año. La OCDE pronostica una subida al 8,8% el año que viene.  Mientras, el consumo privado sigue siendo la principal debilidad para la economía exportadora de Alemania, una de las que más sufre por la caída del comercio internacional a resultas de la crisis financiera.

El BCE prevé que el IPC armonizado de Alemania suba un 0,9% este año y un 0,8% el próximo.